Ponerme en forma sin salir de casa, es posible ?

Muchos son los motivos por los que dejamos de ir al gimnasio: el precio, la falta de tiempo, el desplazamiento, la pereza… ¡Pero eso no quiere decir que no podamos estar en forma! ¿La solución?  ¡ Rutina !

Como cada inicio de año mucha gente se hace propósitos saludables. Antes era muy típico eso de: «este año me apunto al gimnasio». Pero lo cierto es que hay muchas alternativas para ponerse en forma sin ir al gimnasio. Solo tenemos que elegir la que más nos guste y ser constantes.

Cada vez se está desvinculando más eso de tener que ir al gimnasio para ponerse en forma. De hecho, los gimnasios se están reinventando para dar a los usuarios alternativas a lo típico de hacer una rutina estándar de pesas. Es posible ponerse en forma sin ir al gimnasio, te contamos algunas alternativas:

Ejercicio al aire libre

Lo más fácil, simple y barato para ponerse en forma. Ejercicios como correr, ciclismo o senderismo son una buena base para empezar a ponernos en forma. Eso sí, hay que dejarse de burradas y saber adaptar el tipo de deporte a nuestra condición física. Por ejemplo, si vamos a empezar a correr, no salir el primer día a hacer 10 kilómetros.

El problema de este tipo de deportes es que podemos perder la motivación por hacerlos con el paso de los días. Por eso es importante que intentemos salir en grupo a hacer estas actividades, apuntándonos a algún club, por ejemplo, y variar los entrenos, no hacer todos los días lo mismo.

Si vivimos en una gran ciudad y eso de «el aire libre» nos queda un poco lejos, siempre nos queda la opción de entrenar en los parques. Según las características del parque y el moviliario que tenga, podemos hacer muchas cosas.

Calistenia y ejercicios de autocarga

La calistenia ha sido y será en este 2017 una de las tendencias fitness del año. Hacer ejercicios solo con el propio peso de nuestro cuerpo sin nada más o utilizando barra fija, paralelas o elementos similares. Está claro que el nivel de Frank Medrano nos queda un poco lejos, pero empezando poco a poco y con los ejercicios adecuados se puede conseguir una mejora significativa de nuestra forma física.

Kettlebells o pesas rusas: otra forma de hacer pesas en casa

Personalmente me encantan las kettlebells, es una forma parecida de entrenar con las típicas mancuernas pero que ofrecen otro tipo de posibilidades y movimientos. Tener un par de kettlebells en casa nos puede dar mucho juego para hacer ejercicios de musculación.

Saltar a la comba: un ejercicio más completo de lo que pensamos

Algo tan simple como saltar a la comba se puede convertir en el perfecto aliado para ponernos en forma. Está claro que no desarrollaremos unos músculos de acero saltando a la comba, pero es un ejercicio metabólico muy exigente que nos servirá para quemar calorías y mejorar nuestro estado cardiovascular, además de coordinación y agilidad.

Rutinas HIIT: cortas pero intensas

Este tipo de rutinas de alta intensidad por intervalos son muy recomendables sobre todo para esos días en los que no tenemos tanto tiempo para entrenar. Hacer HIIT tiene muchos beneficios, aunque, eso sí, es un entrenamiento intenso y debemos de hacer un buen calentamiento antes de la rutina y ser conscientes de nuestras posibilidades a nivel físico para adaptar la intensidad de los ejercicios.

Tutoriales y rutinas de expertos en YouTube

Una de las cosas buenas que tienen las nuevas tecnologías es que la información llega a cualquier sitio del planeta. Antes era necesario ir al gimnasio para que un monitor nos enseñara cómo hacer los ejercicios o la rutina de entrenamiento. Hoy solo tenemos que acceder a YouTube al canal adecuado para poder entrenar en casa delante de una pantalla.

Aplicaciones móviles que te ayudarán a ponerte en forma

Y seguimos con la relación fitness-tecnología. En nuestra propia palma de la mano podemos tener, casi, a un entrenador personal que nos oriente sobre cómo ponernos en forma. Con la aplicación adecuada para nuestro smartphone podemos conseguir muchas cosas a nivel fitness y de salud.

Fuente: Vitonica

Si después de todo esto, no te has decidido, mira nuestro FITROLL HOME, contacta con nosotros y te explicamos :), como ponerse en forma y en tu casa con el fitness pasivo.

Pago el gimnasio cada mes y tan apenas voy.

Esta es la frase habitual de mucha gente cuando hablan de su gimnasio. Es normal no encontrar el momento en el día para acudir a hacer ejercicio a nuestro centro o gimnasio. Cuando no es por una cosa, es por otra, y si no por dos. Siempre surge algo que impide que cojamos las bolsa del gimnasio. El caso es que cuando salimos de él nos sentimos bien, eso sí cansados, pero en el fondo reconfortados. Lo malo que el progreso es nulo y si nos miramos al espejo, seguimos como siempre. Sólo nos acordamos cuando aparecen esos «dolorcillos» en ciertas posturas en el trabajo, en la terraza tomando una caña con amigos o en la butaca del cine.

Una solución sería tener el gimnasio en casa. Sin desplazamientos, con todas tus cosas a mano, tu ducha, etc… Idílico ¿verdad? Pues bien, ahora te voy a contar mi experiencia en este sentido.

Hace unos ocho meses conocí Fitroll. Me lo presentó una amiga. Acudí a unas clases de Pilates y después nos dimos un masaje con este aparto. Fueron 45 minutos. Te frotas todo el cuerpo con su rodillo, unos 3 minutos cada parte. Desde las plantas de los pies, hasta la espalda y brazos. Cuando terminas, tienes la sensación de estar flotando y un cosquilleo recorre todo tu cuerpo. Pero lo mejor está por venir. Comienza al día siguiente con la sensación de que estás tonificada. Te sientes relajada y más ágil. No te cuesta esfuerzo poner ciertas posturas, agacharte y levantarte rápido. El cansancio desaparece y la vida parece más fácil.

En mi caso comencé a ir al baño regularmente, tras dos sesiones más en esa semana. Y algo sorprendente, la ropa me quedaba más suelta. En peso no se notó mucho, sólo fueron dos kilos, pero estaba segura que eran de por el «rollito».

No te cuesta ningún esfuerzo porque es fitness pasivo, puedes leer mientras te das el masaje. Terminas sin cansancio y muy tonificada. Es genial. Desde entonces lo uso tres veces por semana. Claro que ahora lo tengo en casa. Está en un rincón de mi habitación y es mi aliado para mantener mi forma física.

Lo recomiendo a todo el mundo.  Ya hay varios centros en España que tienen estos aparatos. Puedes probarlo y ver los resultados.

Por: Marta