¿Cómo influye la insulina en la pérdida de peso?

Diversos estudios han demostrado que hacer ejercicio 3 o 4 veces a la semana puede mejorar casi todos los indicadores de salud y la sensibilidad a la insulina no es la excepción. Además para mejorar la sensibilidad a la insulina es recomendable hacer entrenamientos de alta intensidad y de intervalos.

La insulina es una hormona muy importante que ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos. Cada vez que consumes carbohidratos la cantidad de azúcar en la sangre aumenta, y el páncreas libera insulina para controlarla. Es por ello que cuando la insulina no cumple con sus funciones adecuadamente se llega a sufrir de resistencia a la insulina.

A largo plazo, ésto puede provocar que padezcamos diabetes, una enfermedad crónica ocasionada por la respuesta inapropiada de la insulina, haciendo que el azúcar se acumule en la sangre. Como resultado se padecen problemas de salud tales como pérdida de la visión, presión arterial alta, daño a otros órganos y problemas para perder peso.

No obstante detener tales efectos adversos a la salud y perder peso no es una misión imposible. Veamos las estrategias que están a tu alcance para lograrlo y evitar complicaciones en el futuro.

¿Qué es la sensibilidad a la insulina?

Cuando consumes carbohidratos con demasiada frecuencia, especialmente los simples como los azúcares, puede hacerte menos sensible a la insulina o más resistente a ella. Cuando eso sucede, necesitas producir más insulina de la requerida con el fin de mantener el azúcar estable en la sangre.

Como consecuencia, la sensibilidad a la insulina se vuelve pobre, conllevando problemas para digerir los carbohidratos y absorber los nutrientes, además de ocasionar un aumento de peso. Esto ocurre porque el páncreas se ve forzado a producir más insulina; y con el tiempo deja de ser capaz de liberar la hormona adecuadamente lo que desencadena en la diabetes tipo 2.

Además ser resistente a la insulina no sólo aumenta el riesgo de padecer diabetes, sino traer problemas de tiroides, varios tipos de cáncer y hacer más difícil controlar la grasa corporal.

En este sentido mejorar la sensibilidad a la insulina debe ser una prioridad para cualquier persona interesada en preservar su salud ya que a su vez también ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes y a mantener un peso saludable.

8 maneras de mejorar la sensibilidad a la insulina y perder peso

1. Haz ejercicio con regularidad

Diversos estudios han demostrado que hacer ejercicio 3 o 4 veces a la semana puede mejorar casi todos los indicadores de salud y la sensibilidad a la insulina no es la excepción. Además para mejorar la sensibilidad a la insulina es recomendable hacer entrenamientos de alta intensidad y de intervalos.

2. Duerme lo suficiente

Descansar suficiente es crucial para mantener el cuerpo funcionando sin problemas, incluso ayuda en la producción de hormonas. El sueño insuficiente es un factor que contribuye a la obesidad y a la diabetes tipo 2.

3. Ingiere alimentos de digestión lenta

Cuando los alimentos se digieren lentamente, los azúcares tardan más tiempo para llegar al torrente sanguíneo y la insulina se libera gradualmente. Las grasas, la fibra y la proteína son ejemplos muy buenos de alimentos de digestión lenta.

4. Consume menos carbohidratos simples

Ingerir carbohidratos hace producir una gran cantidad de insulina. Es por ello que debes seguir una dieta baja en los carbohidratos simples y procesados para maximizar la sensibilidad a la insulina.

5. Toma canela

La canela es una buena manera de controlar la glucosa en la sangre. Hay estudios que han demostrado el efecto positivo de la canela al regular los niveles de glucosa en la sangre en adultos obesos y de peso normal. Por lo tanto incluir esta especia en tu dieta es una manera sencilla de mejorar tu salud.

6. Ayuna con regularidad

El ayuno intermitente puede ser un método para reducir el riesgo de padecer diabetes, enfermedad cardiovascular, y una amplia gama de otras enfermedades. No obstante, antes de iniciarte en esta práctica lo mejor es consultar a tu médico para evitar efectos secundarios.

 7. Bebe té verde

Beber té verde ha demostrado que reduce significativamente las concentraciones de azúcar en la sangre. Además es una forma natural de perder peso cuando se ingiere con regularidad.

8. Mantén tu cuerpo bajo en grasas

Mantener tu cuerpo bajo en grasa puede apoyarte a mejorar la sensibilidad a la insulina. Para lograrlo debes alimentarte de una manera sana e incorporar una rutina de ejercicios con regularidad en tu agenda.

Fuente: Entrenamiento Por: Erika Arguello