¿Cómo influye la insulina en la pérdida de peso?

Diversos estudios han demostrado que hacer ejercicio 3 o 4 veces a la semana puede mejorar casi todos los indicadores de salud y la sensibilidad a la insulina no es la excepción. Además para mejorar la sensibilidad a la insulina es recomendable hacer entrenamientos de alta intensidad y de intervalos.

La insulina es una hormona muy importante que ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos. Cada vez que consumes carbohidratos la cantidad de azúcar en la sangre aumenta, y el páncreas libera insulina para controlarla. Es por ello que cuando la insulina no cumple con sus funciones adecuadamente se llega a sufrir de resistencia a la insulina.

A largo plazo, ésto puede provocar que padezcamos diabetes, una enfermedad crónica ocasionada por la respuesta inapropiada de la insulina, haciendo que el azúcar se acumule en la sangre. Como resultado se padecen problemas de salud tales como pérdida de la visión, presión arterial alta, daño a otros órganos y problemas para perder peso.

No obstante detener tales efectos adversos a la salud y perder peso no es una misión imposible. Veamos las estrategias que están a tu alcance para lograrlo y evitar complicaciones en el futuro.

¿Qué es la sensibilidad a la insulina?

Cuando consumes carbohidratos con demasiada frecuencia, especialmente los simples como los azúcares, puede hacerte menos sensible a la insulina o más resistente a ella. Cuando eso sucede, necesitas producir más insulina de la requerida con el fin de mantener el azúcar estable en la sangre.

Como consecuencia, la sensibilidad a la insulina se vuelve pobre, conllevando problemas para digerir los carbohidratos y absorber los nutrientes, además de ocasionar un aumento de peso. Esto ocurre porque el páncreas se ve forzado a producir más insulina; y con el tiempo deja de ser capaz de liberar la hormona adecuadamente lo que desencadena en la diabetes tipo 2.

Además ser resistente a la insulina no sólo aumenta el riesgo de padecer diabetes, sino traer problemas de tiroides, varios tipos de cáncer y hacer más difícil controlar la grasa corporal.

En este sentido mejorar la sensibilidad a la insulina debe ser una prioridad para cualquier persona interesada en preservar su salud ya que a su vez también ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes y a mantener un peso saludable.

8 maneras de mejorar la sensibilidad a la insulina y perder peso

1. Haz ejercicio con regularidad

Diversos estudios han demostrado que hacer ejercicio 3 o 4 veces a la semana puede mejorar casi todos los indicadores de salud y la sensibilidad a la insulina no es la excepción. Además para mejorar la sensibilidad a la insulina es recomendable hacer entrenamientos de alta intensidad y de intervalos.

2. Duerme lo suficiente

Descansar suficiente es crucial para mantener el cuerpo funcionando sin problemas, incluso ayuda en la producción de hormonas. El sueño insuficiente es un factor que contribuye a la obesidad y a la diabetes tipo 2.

3. Ingiere alimentos de digestión lenta

Cuando los alimentos se digieren lentamente, los azúcares tardan más tiempo para llegar al torrente sanguíneo y la insulina se libera gradualmente. Las grasas, la fibra y la proteína son ejemplos muy buenos de alimentos de digestión lenta.

4. Consume menos carbohidratos simples

Ingerir carbohidratos hace producir una gran cantidad de insulina. Es por ello que debes seguir una dieta baja en los carbohidratos simples y procesados para maximizar la sensibilidad a la insulina.

5. Toma canela

La canela es una buena manera de controlar la glucosa en la sangre. Hay estudios que han demostrado el efecto positivo de la canela al regular los niveles de glucosa en la sangre en adultos obesos y de peso normal. Por lo tanto incluir esta especia en tu dieta es una manera sencilla de mejorar tu salud.

6. Ayuna con regularidad

El ayuno intermitente puede ser un método para reducir el riesgo de padecer diabetes, enfermedad cardiovascular, y una amplia gama de otras enfermedades. No obstante, antes de iniciarte en esta práctica lo mejor es consultar a tu médico para evitar efectos secundarios.

 7. Bebe té verde

Beber té verde ha demostrado que reduce significativamente las concentraciones de azúcar en la sangre. Además es una forma natural de perder peso cuando se ingiere con regularidad.

8. Mantén tu cuerpo bajo en grasas

Mantener tu cuerpo bajo en grasa puede apoyarte a mejorar la sensibilidad a la insulina. Para lograrlo debes alimentarte de una manera sana e incorporar una rutina de ejercicios con regularidad en tu agenda.

Fuente: Entrenamiento Por: Erika Arguello 

DRENAJE LINFÁTICO : el gran aliado del sistema inmune, tu salud y tu belleza.

Uno de sus grandes beneficios es ayudar a fortalecer nuestros sistema de defensas y ayudar de forma más efectiva en la eliminación de sustancias de desecho que se encuentran en nuestro organismo y que no son beneficiosas.

Nuestro sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico y es tan importante como nuestro sistema circulatorio. Con el drenaje linfático además de tratar específicamente distintas afecciones , se ejerce un papel muy beneficioso en nuestro sistema nervioso, mejorando de manera general el estado de salud .

En nuestro cuerpo existe una movilización de líquidos cuyo equilibrio es sumamente importante para la correcta nutrición de las células. Cuando comemos, los nutrientes tienen que desplazarse por el organismo hasta llegar a las células. Para que la célula pueda “comer”, estos nutrientes se mueven dentro del líquido intercelular (o intersticial), que es el espacio donde se produce el intercambio de sustancias, es decir, lo que entra en la célula y lo que la célula expulsa.

El papel de la linfa es transportar el líquido sobrante, que contiene sustancias de desecho, hasta el sistema circulatorio, hasta la sangre, para que el organismo pueda desprenderse de esos desechos. Los edemas o retenciones se producen cuando el sistema linfático no es capaz de depurar esas zonas, es decir, cuando los líquidos y sustancias se estancan.

  • Sistema linfático y sistema inmunológico

El hecho de que el sistema linfático y el inmunológico estén tan estrechamente relacionados se debe a la existencia de los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son una especie de estaciones de depuración que aparecen a lo largo de todo el recorrido del sistema linfático y su misión es depurar los agentes patógenos, combatirlos y neutralizar los daños.

Cuando el sistema linfático está congestionado, los ganglios linfáticos no pueden realizar su labor correctamente y el hecho de que los ganglios se presenten inflamados es una señal de que algo anormal sucede en nuestro interior.

   TIPOS DE DRENAJE LINFÁTICO

El drenaje linfático cuenta con dos modalidades bien diferenciadas. La principal de ellas y la más recomendada por los propios especialistas y expertos en terapias corporales, el drenaje linfático manual, en el que “una persona entrenada será la que, gracias a un trabajo manual intenso, sea la encargada de conseguir que el tratamiento llegue a buen puerto”. Se trata de un tipo de masaje muy particular, por lo que quien lo realice no sólo debe tener formación y experiencia en el trabajo con los grupos musculares, sino también con el sistema linfático.

En el drenaje linfático manual, el especialista realizará una serie de maniobras lentas, indoloras, que recuerdan en muchas ocasiones a un masaje convencional.

Otro tipo de drenaje linfático es el denominado como asistido, que se realiza a través de la ayuda de determinadas máquinas especialmente diseñadas para conseguir este efecto. Estos aparatos realizan una serie de presiones en puntos señalados del cuerpo para conseguir reactivar el flujo de la linfa a través de los vasos linfáticos. Uno de los más populares es el “pantalón” especial que se usa en la presoterapia y cuya finalidad es, precisamente, la de contribuir a que el paciente mejore su sistema linfático.

INDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO

Estas son algunas de las indicaciones del drenaje linfático :

  • Edemas : faciales, por embarazo,  linfoestáticos, del sistema nervioso, post-operatorios, traumáticos
  • Varices
  • Fibromialgia
  • Acné
  • Celulitis
  • Piernas cansadas o hinchadas
  • Migrañas, dolor de cabeza, vértigo
  • Artrosis, artritis y afecciones de partes blandas (tendinitis)
  • Hematomas
  • Edema premenstrual
  • Hipotiroidismo
  • Edema por problemas renales
  • Afecciones del aparato digestivo
  • Ansiedad, estrés
  • CONTRAINDICACIONES DEL DRENAJE LINFÁTICO
  • Infecciones agudas ( heridas abiertas o infectadas)
  • Inflamaciones agudas ( gota, reuma,..)
  • Edemas por insuficiencia cardíaca
  • Trombosis, Flebitis o tromboflebitis
  • Hipertiroidismo
  • Cáncer en curso
  • Asma
  • Hipertensión
  • Hipotensión (contraindicación relativa)
  • Ciertas enfermedades  de la piel
  • Descompensaciones de la glándula Tiroides.

Lo aconsejado por los terapeutas profesionales son unas 2-3 sesiones semanales al principio, para luego pasar a un mantenimiento de una sesión semanal e, incluso, quincenal.

El precio de la sesión de drenaje linfático varía dependiendo del centro donde se realice, del tipo y de la duración, pero la gran mayoría, una sesión de drenaje linfático asistido puede costar unos 12-15 euros, mientras que el manual rondaría los 25-30 euros.

Fuente:Tu espacio interior.

Los 10 peores alimentos que puedes comprar

Si te interesa vigilar la calidad de los alimentos que entran en tu casa, especialmente si tienes hijos, te interesará saber que con la industria alimenticia las cosas no son casi nunca como parecen. Hoy te dejo este top 10 de los alimentos que debes evitar llevar a casa, especialmente si los compras para los niños y quieres educarlos y alimentarlos adecuadamente. Como he dicho en tantas ocasiones, los mejores alimentos no vienen en cajas ni bolsas sugerentes, sino que se venden al corte, son frescos y duran poco tiempo en la nevera.

Número 10: Margarina

Margarina Zas de TulipánEn el número 10 tenemos la margarina. No todas son iguales, pero en general son una mezcla de grasas vegetales de las fuentes más estrambóticas que te puedas imaginar y algunas, como la de la foto, para colmo están fabricadas a partir de grasas hidrogenadas y potencialmente agresivas para nuestra salud. Aunque no te lo creas, la margarina Zas de Tulipan, fabricada por Unilever, sigue estando compuesta a estas alturas de la película por grasas hidrogenadas, ingrediente que este fabricante usa con normalidad en muchos de sus productos como ya denuncié en ese artículo. La margarina se inventó teóricamente para mejorar nuestra salud eliminando de nuestra dieta las grasas saturadas. La realidad es que se inventó para maximizar los beneficios de la industria alimenticia. Hace ya tiempo que sabemos que los problemas de salud no los provocan las grasas saturadas, sino la grasas hidrogenadas como las que contienen muchas margarinas. Por ello, es mucho más saludable y recomendable volver a la mantequilla, que además de ser un producto más natural y menos procesado (nata de leche y poco más), suele tener más y mejor sabor y mejores valores nutricionales, de ahí su precio. Y si no te gusta la mantequilla siempre puedes usar aceite de oliva o aceite de coco, que son infinitamente más saludables que la margarina.

Número 9: Cereales de desayuno

Cereales de DesayunoLos cereales de desayuno son uno de los grandes engaños de nuestro tiempo. Se trata de un alimento altamente procesado, azucarado y de escaso interés nutricional. Un simple huevo, además de ser infinitamente más natural que estos productos, es mucho más sano, nutritivo y barato, y desde luego recomendable para los niños por la calidad de su proteína, de sus grasas y de sus micronutrientes. Los cereales de la foto, de marca blanca de El Corte Inglés, son de lo peorcito que se puede encontrar en la sección de desayunos. Aportan un descabellado 83% de carbohidratos en peso, de los cuales casi 50 gramos de cada 100 son azúcar, o sea, la mitad de su peso es puro azúcar, algo que a nadie debe extrañar cuando leemos en su composición que contiene azúcar, jarabe de glucosa (azúcar) y miel (más azúcar). Las vitaminas y minerales que le han añadido en su composición son un reclamo falso. La mayoría se encuentran de manera natural en una gran cantidad de alimentos de nuestra dieta y no es necesario añadírsela a los cereales.

Número 8: Bebidas sustitutivas de la leche

Leche de ArrozSalvo que tengas una alergia -e incluso en ese caso yo no me las tomaría-, el uso de estas bebidas tiene poco sentido nutricional y mucho menos económico. Por ejemplo, la “leche” de arroz de la foto es un despropósito nutricional: contiene casi 4 veces más carbohidratos (la mayoría azúcares) que la leche convencional y prácticamente no contiene grasas de calidad ni proteínas de valor biológico para los seres humanos. Mucha agua, arroz, y cantidades insignificantes de nutrientes de calidad. Si la tomas porque crees que es buena para tu salud, tengo malas noticias para ti, ya que nutricionalmente es más parecida al agua que a cualquier otra cosa -azúcares aparte-. Si lo haces porque no puedes tomar leche convencional, yo me plantearía tomar café solo o té en su lugar, porque al doble de precio que la leche convencional, la única salud que promocionas al comprar esto es la salud financiera del fabricante.

Número 7: Galletas para niños

Galletas para niñosCada vez que veo un producto “avalado” por la Asociación Española de Pediatría me lanzo como un poseso a leer los ingredientes y valores nutricionales. ¿Qué avalan con su logotipo los pediatras españoles? En la foto que acompaña, recomiendan un producto que carece de proteínas de calidad, contiene diversas formas de azúcar, algunas de ellas realmente perjudiciales para la salud y cuyo uso se asocia al desarrollo de diabetes tipo 2 y otras enfermedades (fructosa). En concreto, además del azúcar corriente (sacarosa), estas galletas llevan almidón de trigo (azúcar de trigo), jarabe de glucosa (azúcares simples concentrados) y jarabe de fructosa (azúcares simples concentrados). No es de extrañar que prácticamente el 70% de estas galletas sean puro carbohidrato y que más del 20% de su peso sean azúcares. Eso si, suele coincidir que los mismos que dan estas galletas a sus hijos les dan leche desnatada “no vayan a engordar”. En general, si el diseño de la caja está orientado a que los niños lo demanden y se han buscado la forma de colocar un elemento que añada credibilidad, como el logotipo de los dichosos pediatras, se da la circunstancia que el producto es pura basura nutricional. A estas galletas, como a los cereales y a las bebidas sustitutivas de la leche anteriores, también les añaden artificialmente vitaminas. ¿Tan difícil es usar ingredientes naturales que tengan sus propias vitaminas y minerales?

Número 6: Carnes picadas envasadas

Carne procesada de Martínez LorienteEn el tema de las carnes picadas y las hamburguesas hay mucha disparidad de un producto y fabricante a otro, pero por lo general lo mejor que podemos hacer es pedir a nuestro carnicero que nos pique la carne fresca que queramos delante nuestra, algo que además suele ser más barato que comprar la que ya viene picada en la bandeja. Estos preparados cárnicos son -además de carne de dudosa calidad- una mezcla de ingredientes que no pintan nada en una carne, desde cereales a tubérculos como la patata o directamente azúcar o fibra vegetal. En las hamburguesas de la foto, la composición es para echarse a temblar: sólo tienen un miserable 64% de carne en su composición y una larga lista de elementos curiosos como fermentos lácticos, proteína de soja, dextrosa (azúcar) o agua. ¿Y quién fabrica este producto? Sí, lo has adivinado, Martínez Loriente, los mismos señores que fabrican las carnes procesadas de las que hablé hace unas semanas y tanto revuelo causaron y de las que voy a volver a hablar enseguida.

Número 5: Quesos Vegetales

Loncheados Abrilisto

¿Os acordáis de mis quesos inmortales que compré en Junio del año pasado y que viven en la estantería de mi despacho? Pues hoy se han cumplido 11 meses desde que los adopté por 1 euro cada uno en el Carrefour que hay cerca de mi oficina. En sólo un mes cumplirán un año fuera de la nevera y están como el primer día. Por si te lo estás preguntando, estos “quesos” caducaron a principio de octubre de 2014, pero siguen estando exactamente igual que el día que los compré ¿Porqué? Porque no es queso de verdad. El fabricante (y el distribuidor) quiere que pienses que es queso porque lo vende en un formato idéntico al queso, parece queso, tiene nombre de queso, huele a queso y si te atreves a comerte semejante porquería, seguramente sabrá a queso, pero su ingrediente principal es la grasa vegetal y en su composición hay cosas como fécula de patata y sales fundentes. ¿Cómo han logrado darle ese aspecto? ¿Quizás hidrogenando la grasa? Eso desde luego explicaría que no se pusiese malo fuera del frigorífico…

Número 4: Fiambre York Campofrío

York Cocido CampofríoYa he analizado en el pasado algunos productos de este fabricante, pero debo admitir que me sigue sorprendiendo su capacidad para vender basura bajo un falso halo de salud y calidad. Cada vez que veo el anuncio de los viejecitos que llegan a ancianos porque comen productos de Campofrío me río por no llorar. Estaba a punto de comprar para escribir este artículo un fiambre porcionado para niños con bonitas imágenes de Disney como reclamo -también de Campofrío- cuando por el rabillo del ojo he visto este otro producto que me ha dejado helado. Menos del 50% de carne y en su web lo anuncian como “jamón cocido” pese a no llevar -técnicamente hablando- ni un sólo gramo de jamón. Insultante para la inteligencia. Después de añadirle proteína de leche y de soja, siguen saliendo un vergonzoso 11% de proteína en un producto “cárnico”. Campofrío sigue jugando con los consumidores fabricando todo tipo de productos cárnicos en los que la carne, además de ser de dudosa calidad, escasea en la composición. Sin embargo, su marketing es sensacional. Tienen al consumidor absolutamente engañado. No hay vez que vaya a la charcutería que no vea a una madre comprar jamón cocido al corte Campofrío para sus hijos convencida de que está comprando el mejor jamón que su dinero puede pagar. Si tan sólo se parasen a mirar la composición unos segundos…

Número 3: Bollería Industrial

Bollería IndustrialNo nos lo ponen fácil los políticos, pero si nos fijamos bien comprobaremos que la grasa hidrogenada está omnipresente en la bollería industrial. En la tabla de valores nutricionales es obligatorio indicar la cantidad de grasa saturada que contiene un producto, pero no así la cantidad de grasa hidrogenada, por lo que tenemos que irnos a la lista de ingredientes, leer uno a uno todos ellos, y elucubrar e imaginarnos la cantidad de grasa hidrogenada que contiene cada producto. Poderoso caballero es don dinero, y en el tema de la industria alimentaria, este refrán es absolutamente cierto. La voluntad de los políticos está vendida al mejor postor, y nuestros derechos pisoteados y arrojados al cubo de la basura junto con nuestra salud. Todos los productos de la foto incluyen grasas hidrogenadas en su composición… como la mayoría de productos de bollería que llevan rellenos y/o coberturas. Hazle un favor a tus hijos y no les des este alimento que les provocará lesiones cardiovasculares a largo plazo. La grasa hidrogenada es responsable en gran medida de las enfermedades coronarias. Esto es lo que dicen los estudios científicos; no me lo acabo de inventar. Si quieres darle un capricho a tus niños, cómprales el último videojuego que haya salido al mercado, no esta porquería que los acabará matando.

Número 2: Carnes y pescados procesados

Escalopines de Pollo CongeladosYa lo he dicho en diversas ocasiones pero lo voy a repetir una vez más: la carne y el pescado, mejor fresco. Ya he hablado de carnes procesadas en el pasado y de pescados congelados. Hoy me detengo en este producto que he encontrado en Mercadona. Unos escalopines de pollo -o eso dice la bolsa- por delante, porque cuando uno mira la lista de ingredientes es para echarse a temblar: 20 ingredientes entre los cuales la única carne que encontramos es un 33% de pollo con un asterisco que dice que el porcentaje se ha calculado sólo en base al relleno, o sea, que del producto completo, el porcentaje de carne es aún menor, o al menos eso es lo que yo entiendo leyendo eso. Los valores nutricionales son de chiste, pues este preparado cárnico tiene un 24% de carbohidratos (la carne tiene 0%), un 15% de grasa (la pechuga de pollo tiene hasta un 2%) y un miserable 10% de proteínas (el pollo llega a tener más de un 20%), que para colmo proceden, además del pollo, de la soja, el trigo, la leche y el huevo. Hacer pollo en tiras empanado en casa es sumamente sencillo, rápido y nutritivo. No compres estas porquerías para tus hijos. Si encuentro tiempo en unos días subiré una receta a la sección de recetas del blog para que podáis hacer vuestros propios “chiken fingers” al estilo norteamericano pero de manera saludable.

Número 1: PediaSure

PediasureEn el top 1, encabezando la lista por derecho propio, se encuentra el suplemento nutricional para niños PediaSure. Hay que estar regular de la cabeza para darle a un niño un alimento en polvo en lugar de comida fresca, pero mucho peor hay que estar para elegir este en concreto. PediaSure es un producto del que ya he hablado y del que hablo con detalle en mi libro La gran mentira de la nutrición, pero todo esfuerzo me parece poco para destapar la mentira y el engaño que suponen vender maicena con azúcar a precio de caviar. No hay nada en el PediaSure que justifique su elevadísimo precio y mucho menos que lo haga indispensable para la alimentación de nuestros hijos. Más bien al contrario. Se trata de un alimento cargado de carbohidratos, apoyado con proteínas de baja biodisponibilidad, que sólo contiene ocho de los once aminoácidos que sería interesante que contuviese para los niños y que, por su composición, dispara la glucosa en sangre y con ello la respuesta insulínica, lo que acerca a los niños al síndrome metabólico y por tanto a la diabetes a largo plazo. El único beneficiado de que compres este producto es su fabricante. Hazte un favor y lee su lista de ingredientes ante de comprarlo. Luego decide si eso es lo más indicado para tus hijos… si es que entiendes los ingredientes de la lista, porque ya te adelanto que de sencillo no tiene nada.

Fuente: by  •  • 110 Comments

Felices a partir de los 50

 

En España hay 17 millones de mujeres y hombres que han pasado los 50. A partir de esa edad, las hormonas provocan cambios en nuestro cuerpo y surgen las primeras dudas: ¿Es inevitable engordar con la edad?, ¿debo ir al médico sin tener molestias?, ¿la dieta influye en la testosterona? Un estilo de vida saludable y unos consejos nos pueden servir para que nuestra vida sufra lo menos posible estos cambios e incluso aprender a cuidarnos mejor.

Apuntamos los pasos que debemos seguir para estar mejor y evitar la aparición de nuevas enfermedades a través de la prevención. La clave para estar más sanos y más felices la tenemos en nuestra mano.

Siempre debemos estar pendientes de nuestra salud, pero aún más a partir de los cincuenta. Conocer los cambios físicos y emocionales que se producen en nuestro cuerpo con el fin de actuar a tiempo y hacernos las revisiones necesarias invita a no saltarnos ninguna cita médica, a pesar de lo poco que nos guste ir al médico. Hacemos un recorrido por las principales estaciones en las que debemos parar para hacernos una revisión, sin excusas. Y recuerda, a cualquier edad, es mejor prevenir que curar.

Las hormonas que nos engordan

En torno a los 50 años, las mujeres comienzan con la menopausia, que se atribuye a una fuerte caída en la producción de estrógenos, la principal hormona sexual femenina y que, además de acabar con la menstruación, provoca otros síntomas, como el incremento de la grasa corporal (el 75% de las mujeres suele aumentar entre 5 y 10 kilos), sudores, palpitaciones y diversos cambios emocionales.

En los hombres la mediana edad llega también con una serie de cambios físicos: se empieza a acumular más grasa corporal, se pierde fuerza y energía, y disminuye el deseo sexual. Estos cambios, en muchos casos similares a los que sufren las mujeres en la menopausia, se han atribuido tradicionalmente a la caída en la producción de testosterona, la principal hormona sexual masculina.

Es recomendable incluir en la dieta a partir de los 50 años, los antioxidantes (el chocolate negro, el té, vino, zumos), el calcio (lácteos, mejor fermentados), la vitamina B, la fibra y el zinc, presente en las legumbres, los mariscos y las carnes.

Hay que tener también especial cuidado en la ingesta de calcio para evitar la osteoporosis, aconsejándose tomar entre 4 y 5 raciones de lácteos al día (una ración=1 vaso de leche o 2 yogures o 50 gr de queso curado o 125 gr de queso fresco).

Otras opciones de alimentos ricos en este mineral son: almendras, avellanas, semillas de sésamo, de amapola y de chía, soja, pescaditos con espina, fruta desecada, legumbres, etc.

La vitamina D que encontramos en pescados azules, la yema de huevo o en los lácteos junto con una exposición diaria a la luz solar nos ayudará a la buena asimilación de este mineral.

Además, es importante no olvidar hacer ejercicio cada semana, beber agua abundantemente, reducir la sal en las comidas y vigilar el consumo de grasas buenas que aportan muchas calorías a nuestra dieta.

¿Por qué me cuesta conciliar el sueño?

Las alteraciones del sueño son frecuentes en los adultos a partir de los cincuenta. Son frecuentes los malos hábitos para dormir debido a horarios irregulares para acostarse y levantarse permaneciendo en la cama sin dormir, el exceso de siestas a diferentes horas del día. Aunque también hay que tener en cuenta que tendemos a acostarnos más pronto y que nuestra necesidad de sueño es menor.

Es importante evitar el exceso de sueño diurno, así como procurar evitar las cenas muy abundantes, los aparatos electrónicos en la habitación y mantener un horario fijo.

Otro factor a tener en cuenta. La hipertensión arterial

La hipertensión arterial en personas mayores de 50 años es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como el infarto agudo de miocardio y el ictus, enfermedades que constituyen la primera causa de mortalidad en nuestra sociedad.

Actualmente, los fármacos son eficaces en la inmensa mayoría de los pacientes hipertensos que responden al tratamiento. Sólo alrededor de un 5% persisten con cifras de presión arterial mal controladas pese a un tratamiento pleno con varios fármacos.

Para prevenir y controlar la presión arterial alta es importante, es importante mantener un peso normal, hacer ejercicio todos los días, mantener una dieta sana y moderar el consumo de sal y alcohol.

Prevenir más que curar. Los chequeos a partir de los 50.

Quien no se ha preguntado alguna vez cuándo ir al médico. En los últimos años se ha producido un importante cambio en nuestra forma de vivir, porque ya no se trata solo de si estamos enfermos o no, sino de cómo podemos manejar mejor muestra salud. Se trata de prevenir la aparición de nuevas enfermedades y mantenernos en el mejor estado de forma posible.

Más que chequeos periódicos los médicos suelen recomendar revisiones concretas en función de los problemas más comunes que van afectando a las personas según la edad, el historial clínico y las herencias genéticas.

En las mujeres, es conveniente hacer una serie de exámenes partiendo de una revisión clínica normal. También es imprescindible la búsqueda de sangre oculta en heces como medida preventiva contra el cáncer de colon. Y la colonoscopia cada dos años a partir de los 50 si existen antecedentes familiares. Por último, debe vigilarse todo el sistema cardiovascular con placa de tórax, sobre todo entre fumadoras.

Con respecto al cáncer de mama, es conveniente hacerse mamografías anualmente y citologías cada dos o tres años. De cara a la prevención de la osteoporosis, densitometrías entre tres y cinco años después de la aparición de la menopausia

Respecto a las analíticas, estas deben ser más exhaustivas, añadiendo una prueba de screening como la proteína C reactiva ultrasensible, que indica si está sufriendo el endometrio.

En el caso de los hombres, la prioridad está en la próstata y el colon, a partir de los 50 años deben hacerte una revisión anual de próstata y pensar en la conveniencia de hacerse una colonoscopia o tres determinaciones seriadas de sangre en heces. La toma de tensión y el análisis de sangre informarán del colesterol, triglicéridos, transaminasas, glucosa y urea.

En definitiva, muchas de estas enfermedades pueden ser detectables en fases precoces en un chequeo de salud y llegar a ser controlables, tratables y muchas veces curables.

Está información ha sido elaborada con la colaboración de Carolina Pérez, especialista en nutrición de la Unidad de Obesidad de Hospital Quirónsalud Torrevieja y Quirónsalud Murcia, la doctora Carina Gimeno, especialista en Nutrición de la Unidad de Obesidad de Hospital Quirónsalud Valencia, el  doctor Gonzalo Pin, especialista de la Unidad del Sueño de Hospital Quirónsalud Valencia, doctora Teresa Lluch, especialista de la Unidad de Trastornos del Sueño de Hospital Quirónsalud Murcia, el doctor Rafael Florenciano, jefe de Cardiología de Hospital Quirónsalud Torrevieja, el doctorRodolfo Díaz Martín, especialista de Ginecología y Obstetricia de Hospital Quirónsalud Torrevieja, la doctora Gemma Ramón, especialista de Medicina General y de Familia y la Unidad de Chequeos de Hospital Quirónsalud Torrevieja y el doctor doctor Antonio Domingo, especialista de la Unidad de Chequeos de Hospital Quirón Valencia

Fuente: EFESalud